CINDE EN EL FORO: LA INTERVENCIÓN EN LAS COMUNIDADES CATALOGADAS DE “ALTO RIESGO”

Entendiendo la intervención psicosocial y comunitaria como herramienta para la transformación y construcción colaborativa de sociedades más justas, y siendo conscientes del contexto de violencia y vulneración de los derechos fundamentales de la población salvadoreña en las comunidades, CINDE, Servicio Social Pasionista El Salvador (SSPAS), Fundación Salvadoreña de Desarrollo y Vivienda Mínima (FUNDASAL), Movimiento Estudiantil de Ciencias y Humanidad (MECH), DESPERTARES e INSTINTO DE VIDA organizaron de manera conjunta, en el marco del proyecto Manos Unidas, el foro: “¿Cómo trabajar en zonas catalogadas de “alto riesgo”? La intervención en comunidades de la zona Montreal de Mejicanos: retos y resultados.”

El panel, moderado por Carlos Martínez (periodista de El Faro), estuvo formado por Inés Vallet (CINDE), Jesús Artiga (MECH), Padre Carlos San Martín (SSPAS) y Claudia Blanco (FUNDASAL).

Este foro tenía como objetivos eliminar el estigma del trabajo de intervención en zonas catalogadas de “alto riesgo”, fomentar el intercambio y discusión sobre prácticas de intervención comunitaria, consolidar redes de apoyo entre organizaciones, actores locales, profesionales y la universidad, y visibilizar la ausencia del ejercicio de los derechos humanos en estas comunidades como consecuencia de la violencia.

Con un auditorio abarrotado, el foro permitió crear un espacio de reflexión y análisis honesto, transparente y auténtico sobre la situación de las comunidades y las diferentes estrategias, fallidas o certeras, tanto propias como ajenas, de intervención.

La aportación de CINDE al foro ha sido muy valiosa ya que desde 2009 realiza intervención comunitaria. Hasta el año pasado (2016), colaborábamos en más de 25 comunidades de los municipios de Mejicanos y Soyapango creando espacios libres de violencia, sensibilizando a padres, madres y docentes sobre el potencial del arte en el desarrollo de las personas, fortaleciendo a los actores locales y fomentando una cultura de paz a través de las expresiones artísticas entre los jóvenes. En 2017, y durante los próximos 3 años, gracias al apoyo de nuevos financiadores estaremos replicando las buenas prácticas y experiencias en dos municipios más: Ayutuxtepeque y Ciudad Delgado, atendiendo a más de 2300 personas entre niños, jóvenes y adultos.

Comments are closed.