CINDE ANTE LA EMERGENCIA SOCIAL POR LA COVID-19

CINDE ANTE LA EMERGENCIA SOCIAL POR LA COVID-19

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha decretado una nueva ampliación de la cuarentena domiciliar, prorrogándose hasta el 15 de junio. Desde el 22 de marzo, todo El Salvador está en cuarentena total con el objetivo de frenar la pandemia. A día de hoy, suman ya 70 días con la actividad económica paralizada, el comercio informal prohibido, la circulación por el territorio restringida y el aeropuerto cerrado.

Además, se están produciendo abusos de autoridad, como detenciones fuera de la ley o decomisos irregulares de vehículos a quienes incumplen la cuarentena. El presidente desoye a los órganos jurídicos y legislativos del país, así como a organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos, que le advierten que se está extralimitando en el uso de la fuerza y el poder que le otorgan las leyes en estas situaciones.

Organizaciones financieras internacionales estiman que el Producto Interno Bruto de El Salvador va a decrecer entre un -5.4% y un -4% y que la pobreza aumentará 4 puntos a causa de la COVID-19 y de las cuarentenas.

Jimmy Vásquez, especialista en políticas sociales en UNICEF, en una recién entrevista menciona que los hogares urbanos son los que van a recibir el golpe más fuerte debido a la crisis del COVID19: “El 70% de la población vive en lo urbano. Es indiscutible que ahí puede estar el mayor impacto. Ahí está concentrado el subempleo, sobre todo en los asentamientos urbanos precarios. Aunque no lo podría precisar, ahí vive la mayoría de la población subempleada. ¿Cómo lidiamos con los ingresos que dejaron de percibir los que estaban por cuenta propia? Ahí viene un golpe.”

El 3 de abril pusimos en marcha la CAMPAÑA CINDE COVID con el fin de obtener fondos para dotar de agua y productos de higiene y alimentación a las familias que atendemos en CINDE que más lo necesitan. En cuatro semanas hemos recaudado 6.067,80 euros que ya han sido enviados a la Asociación CINDE para que adquiera las cestas de productos o haga entrega de cantidades de dinero en efectivo a aquellas familias cuya situación económica es más precaria.  De momento, se han atendido a 370, pero nuestro objetivo es llegar a las 500 familias.   Asociación CINDE, por su parte, también está llevando a cabo una campaña de recaudación de víveres y donaciones en El Salvador.

El Gobierno ha prometido un subsidio de $300 a las personas que trabajan en el sector informal y que debido a la emergencia han dejado de percibir ingresos. No obstante, a pesar de cumplir con los requisitos exigidos para cobrar el subsidio, miles de familias no aparecen en el registro de beneficiarios y el proceso para presentar un reclamo es lento e incierto. La espera en muchos hogares es imposible, ya que un día sin ingresos es un día sin comer.

Para complicar más la situación, entre el 31 de mayo y el 1 de junio, la tormenta Amanda, ha su paso por El Salvador, ha provocado inundaciones, derrumbes, 16 fallecidos, 11 desaparecidos y daños económicos millonarios. Miles de familias lo han perdido todo, el agua se ha llevado sus casas con sus enseres, hay zonas sin luz ni agua potable y carreteras cortadas.  Las lluvias continúan lo que puede provocar más derrumbes.

Por ello, mantendremos nuestra campaña de recaudación activa y pedimos la ayuda a nuestros socios y amigos para hacerla llegar a más personas que quieran contribuir a aliviar la crítica situación de tantos hogares en El Salvador.

Te recordamos que el enlace para donar es:   https://fundacioncinde.org/covid19/

Gracias por su solidaridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.