Nosotros

La Fundación CINDE es una organización española sin ánimo de lucro cuya finalidad principal es apoyar el trabajo que desarrolla desde 1989 la Asociación CINDE en El Salvador, a través de programas educativos integrales para niños y jóvenes de sectores sociales excluidos y programas socioeconómicos para mujeres del sector informal.

La Fundación CINDE se constituyó el 20 de octubre de 2006 y fue clasificada como fundación sin ánimo de lucro con fines de interés general, predominantemente de cooperación para el desarrollo, por Orden Ministerial de 16 de enero de 2007 y registrada bajo el nº 28-1423. Está inscrita en el Registro de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo adscrito a la AECID.

ORIGENES

El trabajo de CINDE, tiene sus orígenes en El Salvador en 1989, en plena guerra civil salvadoreña, de la mano de Marisa de Martínez (actual directora de CINDE El Salvador) y el Padre Joaquín López y López, S.J. (asesinado a los pocos meses junto con otros 5 jesuitas en la UCA). Juntos abren el primer Centro Infantil de Desarrollo en la ciudad de Soyapango, en San Salvador, como un proyecto dentro de Fe y Alegría.

Años más tarde, en 1999, un grupo de amigos de España viajó a El Salvador, donde conoció la Asociación CINDE y el excelente trabajo que ésta realizaba con los sectores más desfavorecidos de la población. Esto motivó el inicio de una colaboración, dando parte de su tiempo en un voluntariado activo o con donaciones puntuales para cubrir distintas necesidades de los proyectos.

Con los años se vio como la asociación salvadoreña iba creciendo tanto en programas como en número de beneficiarios, lo que hacía que las necesidades de fondos fueran cada vez mayores. Uniendo esfuerzos, este grupo de amigos constituyó en octubre de 2006 la Fundación CINDE con el fin de captar, canalizar y agilizar la gestión de fondos, así como dar a conocer en España el trabajo que desarrolla la Asociación CINDE en El Salvador.

Algunos de estos amigos forman parte hoy en día del Patronato de la Fundación, si bien todos ellos siguen apoyando y colaborando con CINDE en igual medida.

MISIÓN Y VISIÓN

La Fundación CINDE es una organización española privada, independiente, sin ánimo de lucro y no discriminatoria, que tiene como fines de interés general impulsar y promover iniciativas para el desarrollo integral de sectores más desfavorecidos, actuando siempre en favor del crecimiento cultural y humano en sus más amplios aspectos y mediante la realización de todo tipo de acciones, actividades y servicios, encaminados a dicho fin.

Para la consecución de este objetivo la Fundación CINDE se propone:

  • Promover y gestionar programas de cooperación al desarrollo con organizaciones en países en vías de desarrollo, especialmente en El Salvador.
  • Impulsar iniciativas de educación para conseguir el desarrollo de los sectores más desfavorecidos, especialmente la niñez y la mujer.
  • Defender y promover la participación social de los sectores más desfavorecidos en las acciones de desarrollo en las que la Fundación CINDE participe.
  • Promover la sensibilización de las personas e instituciones respecto a los problemas de la desigualdad y pobreza en el mundo, procurando la movilización de las conciencias y el compromiso por una sociedad más justa.
  • Apoyar y promover el desarrollo programas de voluntariado mediante la formación de voluntarios y la participación de ellos en campañas y proyectos de la Fundación CINDE.

BENEFICIARIOS

El trabajo de la Asociación CINDE va dirigido a sectores de la población salvadoreña que se encuentran ensituación de pobreza y exclusión, a una población que no puede cubrir el coste de la canasta básica y que, por tanto, tiene muchas de sus necesidades desatendidas.

  • El programa Centros Infantiles de Desarrollo se enfoca en atender a los hijos e hijas de entre 1 y 6 años de las mujeres vendedoras ambulantes de la capital del país, San Salvador. Sus madres les llevan con ellas todo el día mientras realizan las ventas en las calles, lo que supone un grave riesgo para estos niños/as.
  • Los beneficiarios del programa Refuerzo Escolar son niños y niñas de entre 7 y 15 años. En su mayoría participaron antes en el programa Centros Infantiles de Desarrollo.
  • Los beneficiarios de las Becas de Bachillerato y Universidad son antiguos alumnos CINDE que están motivados para continuar estudiando con el fin de obtener un trabajo que les permita mejorar sus condiciones de vida.
  • El programa Escuela de Madres y Padres está dirigido a las madres y padres de los niños/as, aunque en la mayoría de los casos son las mujeres las que sostienen solas a sus familias.

CONTEXTO DE TRABAJO

Hablar de El Salvador es hablar de pobreza, de desigualdad, de violencia y de exclusión. Dentro de este contexto, los programas de la Asociación se llevan a cabo en localidades de la zona urbana marginal del departamento de San Salvador, con características similares de:

  • pobreza
  • sobrepoblación
  • hacinamiento
  • ausencia de servicios básicos
  • desempleo
  • economía informal
  • inseguridad
  • violencia

En cuanto a niñez y educación, nos encontramos en El Salvador datos preocupantes:

  • de cada 100 niños, sólo 18 completa los estudios escolares, y tan sólo 4 terminan estudios universitarios.
  • las escuelas públicas presentan aulas con un promedio de 40 alumnos
  • los profesores no son capaces de atender a aquellos alumnos con más dificultad de aprendizaje.
  • los servicios públicos de educación preescolar no lleguen a la mayor parte de la población, dejando a una enorme cantidad de niños/as menores de 7 años en las calles con sus madres
  • muchos niños se incorporan a partir de los 5-6 años a actividades laborales informales, causando inasistencia o bajo rendimiento escolar.
  • la escolaridad promedio es de poco más de 6 años a a nivel nacional.

La situación de la mujer es también poco alentadora:

  • casi un tercio de los hogares salvadoreños es mantenido por una mujer.
  • la mayor parte de las mujeres salvadoreñas trabajan en el sector informal urbano, con una productividad muy baja.
  • la falta de acceso a créditos obliga a las mujeres a acudir a usureros, que les cobran intereses de hasta el 20% mensual.
  • muchas mujeres viven en hogares problemáticos con un alto índice de maltrato y abusos por parte de los hombres.